.Blog.

La necesidad de automatizar y contar con edificaciones sostenibles

25 September 2017 06:37 PM por Jonny Cabrera

La imagen mental que la gran mayoría tiene sobre como será la vida en un futuro no muy lejano en muchos casos incluye ciudades modernas, interacción con tecnología, vehículos eléctricos, robots ayudantes, en fin características utópicas que tal vez para algunos sea solo ciencia ficción, pero como se va demostrando con los últimos avances en distintos campos de la tecnología se va apuntando hacia esa dirección.

A nivel mundial se coordinan esfuerzos entre diferentes disciplinas (científicas, ambientales, tecnológicas, legislativas, etc) para acercarnos a ese futuro, en gran medida se debe a que si continuamos por la vía en la que vamos nuestros problemas como sociedad no harán más que incrementarse hasta llegar a un fatídico punto de no retorno. Existen alternativas a la realidad que a día de hoy nos aqueja, una de ellas, cada vez más va tomando forma y es ser sostenibles, esto es la punta de lanza de las Smartcities.

La sostenibilidad implica ser más eficiente, satisfacer las necesidades consumiendo menos recursos, autogenerar lo que se consume (alimentos, energía), ser respetuoso con nuestro entorno, es decir poder mantener una estabilidad de un modelo a lo largo del tiempo. Esto, mezclado con el mundo de la tecnología, las comunicaciones y una importante componente social es lo que define el concepto de una Smartcity. A día de hoy los pasos son pequeños, pero con la voluntad adecuada el cambio se puede generar.

Bajando un nivel adicional nos encontramos con las edificaciones, sin distinción entre residenciales, de uso comercial o de esparcimiento. Ellos son los epicentros de nuestra vida cotidiana, la gran mayoría de nuestras actividades se lleva a cabo en nuestra vivienda, centro educativo o trabajo. Actualmente es posible lograr que dichos edificios sean sostenibles, hay normativas que rigen su verificación e incluyen un puntaje, tal como por ejemplo la certificación Leed (www.usgbc.org/leed). Ahora bien, existen una serie de requisitos requisitos para poder optar a contar con un edificio de estas características, sin embargo entre las más fascinantes por todo las posibilidades que abre es la automatización del mismo.

Todo lo que se mide, puede ser controlado por ello automatizar permite llegar a los mínimos detalles de cualquier sistema. Las posibilidades son múltiples puesto que cuando algo no puede ser controlado directamente, puede ser integrado para de esta manera priorizar la monitorización y el mantenimiento preventivo sobre el correctivo. En este sentido emplear protocolos abiertos garantiza la interoperatividad de la instalación y elimina de la ecuación futuros dolores de cabeza para los propietarios o administradores , ya que no se casan con una empresa particular que los ahogue con contratos de mantenimiento prohibitivos o equipos exclusivos.

Todo lo anterior describe brevemente las bondades de contar con un edificio automatizado, esto sin embargo es solo la primera piedra de muchas que hacen falta colocar, la automatización actual aún en su gran mayoría depende de la interacción humana para la toma de decisiones, el siguiente paso hacia el que la industria va a migrar es hacia la recolección de datos y trabajar con ese Big Data, para alimentar a sistemas expertos que tomen las decisiones en base a la experiencia acumulada y a escenarios. Estos sistemas deben ser una capa adicional sobre los software de gestión y supervisión ya implementados en edificios automatizados. De esta forma un edificio si podrá decir que es inteligente de verdad. La revolución que plantea el desarrollo del IoT (Internet of Things) ha acelerado la necesidad de manejar gran cantidad de datos, los cuales por si solos no representan nada más, en cambio cuando los mismos son organizados y tratados adecuadamente se puede realizar una minería de los mismos, que permite a sistemas avanzados de inteligencia procesarlos para tomar múltiples decisiones y actuar sobre sistemas.

Finalmente, la gran pregunta que todos se deben hacer es, ¿es posible en Venezuela implementar estos conceptos? La respuesta es muy sencilla, si. En el país ya existen experiencia de esta índole y cada vez se escucha más la necesidad de constructores por conocer sobre que tecnologías pueden implementar no solo desde el punto de vista tecnológico sino también de gestión de sus obras, en ese caso concreto la metodología BIM va sumando enteros. En Venezuela existen 2 edificios certificados LEED y 15 actualmente en proceso de certificación, sumado a eso cada vez son más las necesidades de automatizar, para reducir los costes derivados de la operación y mantenimiento. Esto no es una moda, generalmente hablando un edificio es una inversión y siempre se buscan elementos diferenciadores que hagan que la misma sea más atractiva para sus potenciales compradores.

Por ello la discusión no debe ser porque automatizar, o si el edificio debe ser sostenible, sino más bien ya debemos hablar en términos de cual edificio es más sostenible y que ventajas competitivas ofrece sobre otro. Esto será lo que determine la balanza en los años por venir, porque de no ser así esa imagen idílica del futuro nunca la llegaremos a alcanzar.

*Artículo originalmente publicado en Revista de la Cámara de Comercio e Industria Venezolano – Alemana CAVENAL AHK Venezuela.

 

¬°DEJENOS SU COMENTARIO Y COMPARTA EN SUS REDES!