.Blog.

Optimización Energética en Grandes Consumidores

14 March 2016 10:26 AM por Carlos Dobobuto

PRINCIPIOS Y MODELOS DE NEGOCIO

 

La optimización de los consumos energéticos no es más que garantizar el uso adecuado de los recursos energéticos, de manera que por un consumo menor al acostumbrado, se garantice la misma calidad en el servicio. Una manera sencilla de explicar esto, es imaginarnos que disminuimos el consumo energético mensual en nuestras viviendas sin afectar las costumbres o calidad de vida que llevamos en nuestro hogar. Para lograr tal disminución sobre el consumo mensual, los fabricantes de equipos de toda índole han mantenido una evolución constante en sus tecnologías, desde equipos de la línea blanca doméstica, hasta grandes motores o maquinas industriales, todos luchando por ser el más eficiente en el mercado.

A nivel mundial la energía es altamente valorada, sus costos afectan presupuestos familiares, empresariales y gubernamentales. En Venezuela el costo energético al cliente final es de los más bajos a nivel mundial, no obstante vamos viendo cómo se nos presenta la necesidad de disminuir los consumos energéticos de grandes consumidores a nivel nacional. Han sido varias las medidas o campañas que se han promovidos desde los entes gubernamentales, desde el establecimientos de multas por sobrepasar bandas de consumos, hasta medidas extremas como el racionamiento del suministro energético.

Son múltiples las posibles soluciones a la necesidad que se tiene de ser eficientes energéticamente, desde el cambio de hábitos de uso de los espacios hasta el reemplazo de materiales existentes dentro de la estructuras. Actualmente empresas de servicios ofrecen una gran variedad de propuestas para lograr tal objetivo, la gran mayoría de ellas ofrece disminuir los consumos energéticos en subsistemas puntuales; tales como la iluminación, climatización o el suministro de sistemas de energías alternativas. Otras empresas se basan en el desarrollo de soluciones integrales, que consideran la inclusión de redes que controlan el consumo, el reemplazo de dispositivos, la producción de energía alternativa y adecuaciones arquitectónicas. La existencia de estos procedimientos de optimización de los consumos energéticos ha creado nuevas oportunidades de negocios que basan su explotación en el uso de las más innovadoras soluciones tecnológicas, y por ende la formación es vital en todo momento.


OPTIMIZACIÓN PUNTUAL

image_1

Muchos de las empresas que ofrecen servicios de eficiencia energética en grandes consumidores, se limitan a la ejecución de dos (2) distintas acciones, una de ellas correspondiente al suministro de sistemas de producción de energía alternativas, como paneles solares y por la otra el reemplazo de elementos puntuales, como por ejemplo el reemplazo de luminarias tradicionales por luminarias leds, o reemplazo de sistemas de climatización poco eficientes por unidades altamente eficientes, entre otros.

Sin duda alguna este tipo de soluciones logran cubrir la necesidad de disminuir el consumo energético en una instalación, y nos permiten de una manera sencilla calcular el retorno de la inversión, con lo que los propietarios pueden tener información que les permita tomar la decisión de implementar o no una solución determinada.

Este tipo de soluciones deja de lado el gran potencial de controlar el consumo de la energía a lo largo de una edificación, evaluar el comportamiento de cada uno de los subsistemas y la posibilidad de reconfigurar las estrategias de control empleadas. Es importante resaltar que el uso de las poderosas redes integrales de automatización y control, permite no solo controlar como se consume la energía a lo largo de instalación, sino que además proporcionan una potente herramienta de gestión de la información que se produce en las áreas controladas.


OPTIMIZACIÓN INTEGRAL

adecuaaciones1 

La optimización de los consumos energéticos en base a soluciones integrales, involucra la evaluación del estado actual de la instalación a fin de establecer recomendaciones en cuatro (4) distintas áreas, siendo la primera de ellas la implementación de una red de automatización y control, la segunda el reemplazo de dispositivos, la tercera corresponde al suministro de fuentes de energía alternativa y finalmente adecuaciones arquitectónicas:

REDES DE AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL: Redes de control e integración que permiten gestionar cada uno de los elementos existentes dentro de una instalación a fin de realizar el uso eficiente de la energía a la lo largo de las distintas áreas del gran consumidor, brindando con ello una poderosa herramienta de supervisión y control.

REEMPLAZO DE DISPOSITIVOS: El reemplazo de elementos existentes en las instalaciones donde se desea obtener la máxima eficiencia energética, es un punto adicional a evaluar cuando se desea obtener ahorros energéticos considerables, especialmente en instalaciones donde el gran consumidor de energía es la iluminación. Atención especial se debe tener con el reemplazo del sistema de climatización, al igual que grandes máquinas de ventilación y bombeo, ya que los altos costos de estos subsistemas puede alargar el retorno de la inversión.

SUMINISTRO DE FUENTES DE ENERGÍA ALTERNATIVA: Sin duda alguna la disminución de los costos de producción de energía por medio de paneles solares, es el gran motivador que lleva a considerar la colocación de un sistema de suministro de energía eléctrica alternativa. La recomendación natural es utilizar sistemas de paneles solares para consumo directo a lo largo del día, con ello se evita el uso de las costosas baterías, como por ejemplo, en la gran mayoría de los centros comerciales se requiere mantener la iluminación encendida tanto en el día como en la noche. Con este tipo de suministros se podrá alimentar con paneles solares la iluminación requeridas dentro del edificio, evitando con ello depender totalmente del sistema de distribución de energía pública, por lo menos en horas diurnas. adecuaaciones

ADECUACIONES ARQUITECTÓNICAS: Este tipo de acciones deben ser evaluadas con detenimiento, ya que en algunas ocasiones los beneficios pueden ser considerables y en otras los costos e impacto son tan elevados que sencillamente hace imposible considerar su implementación. Por ejemplo, las soluciones podrán ser tan económicas como la colocación de claraboyas o cúpulas translucidas que ayudarán a evitar el consumo de energía para mantener la iluminación en áreas cerradas durante el día, pero por otro lado estas soluciones pueden ser tan costosas como la colocación de un envolvente para aumentar la eficiencia térmica de los espacios.

La creación de soluciones de optimización de consumos energéticos en base a la aplicación de procedimientos o funcionalidades integrales, permiten que el ahorro pueda llegar a valores significativos de hasta un 60%, y en base a ello es que los inversionistas o grandes empresas de servicios, se han atrevido a desarrollar modelos de negocio innovadores, donde todos los involucrados obtienen ganancias, en el cual el mayor beneficiado es nuestra planeta.


MODELOS DE NEGOCIO EMERGENTES

Los altos consumos, los costos energéticos y la existencia de los procedimientos de optimización de dichos consumos, ha motivado la aparición de modelos de negocio emergentes; siendo uno de los más comunes el modelo de negocio, donde una empresa de servicios o inversionista, se acerca a un gran consumidor de energía y le propone que pague sólo el 80% de lo que indique su factura eléctrica en ese momento. Al mismo tiempo se le solicita que firme un contrato de mantenimiento con él, por un periodo de tiempo no menor a cuatro (4) años. Aguas abajo, la empresa de servicios o inversionista, optimiza los consumos energéticos al máximo nivel que permita la instalación, considerando para ello la ejecución de la inversión necesaria para lograr tal optimización; trabajando en lograr un ahorro no menor al ahorro prometido al gran consumidor de energía, es decir, para el caso indicado se trabajaría en lograr como mínimo la disminución de un 30% de lo consumido, con ello se garantizará el retorno de la inversión en un periodo de tiempo menor al lapso de vigencia del contrato y por ende una ganancia equivalente al diferencial de ahorro resultante de restar la disminución energética prometida del porcentaje de ahorro logrado en la instalación.

Obviamente las variables involucradas en este modelo de negocio son el porcentaje de ahorro comprometido con el gran consumidor, el lapso de tiempo de vigencia del contrato, el ahorro energético que se logra y el costo de la implementación de las soluciones que sean definidas. Destacando que mientras mayor sea la disminución de los consumos energéticos y menor sea la inversión necesaria, se obtendrá un mayor dividendo por la negociación. Igualmente es necesario que en estos contratos se establezcan condiciones de salida, donde el gran consumidor de energía pueda prescindir del contrato cuando lo desee, sin que sea perjudicado el inversionista que ha asumido la ejecución de las adecuaciones.


FORMACIÓN DE LA FUERZA DE TRABAJO

Observando detalladamente cada una de las soluciones planteadas para optimizar los consumos energéticos y las oportunidades que se desprenden de ello, es muy notable la necesidad de mantener la formación constante de los profesionales que forman nuestras empresas, una reflexión famosa, indica: “Si piensas que la capacitación es cara, prueba la incompetencia y me darás la razón”. Escrito por: Carlos Dobobuto 

¬°DEJENOS SU COMENTARIO Y COMPARTA EN SUS REDES!